Descubre cómo un aroma puede hacerte más productivo

¿Quieres saber qué aroma puede hacernos más productivos?

Descubre el poder del olfato en el puesto de trabajo.

En los últimos años, el marketing olfativo ha ganado popularidad sobre los demás sentidos debido a su impacto memorable. Mientras que el ser humano solo retiene el 5 % de lo que ve y el 2 % de lo que oye, el olfato alcanza un sorprendente 35 %. 

Esta capacidad única lo convierte en un recurso muy poderoso para las marcas, ya que genera recuerdos duraderos y emociones profundas.

Además de sus beneficios a largo plazo, el marketing olfativo ofrece ventajas adicionales, como la diferenciación de marca, la fidelización de clientes, la mejora de experiencias o la influencia en el estado de ánimo. De hecho, estudios recientes demuestran que el 75 % de las emociones están ligadas a los olores. Considerando que la mayoría de las decisiones de compra se basan en las emociones, la inclusión de un aroma distintivo puede potenciar las ventas. 

Pero ¿puede el aroma no solo hacer que vendamos más, sino también que seamos más productivos en el trabajo?  La neurociencia afirma que sí.

Dado que los olores tienen un impacto directo en nuestras emociones (es el sentido conectado de manera directa con el sistema límbico), podemos seleccionar aquellos que estimulen, relajen o refresquen para crear un entorno laboral más productivo. 

Aquí te dejo algunos aromas conocidos por aumentar la creatividad, mejorar el estado de ánimo y elevar el rendimiento:

  • Romero: reduce el cansancio y la ansiedad, purifica el aire y mejora la concentración, incluso puede aliviar dolores de cabeza.
  • Menta: energiza y estimula la creatividad, lleva siglos presente en la medicina china.
  • Jazmín: disminuye el estrés y promueve el optimismo.
  • Lavanda: un símbolo de relajación, alivia el estrés y la ansiedad.
  • Canela: combate el cansancio mental y mejora la concentración.
  • Cítricos: refrescan y aumentan la energía, con propiedades calmantes en variedades como la mandarina y el limón.

Como dato curioso, un estudio realizado por una empresa japonesa reveló que los empleados mecanógrafos cometieron un 20 % menos de errores en un entorno con aroma a lavanda, un 33 % menos con aroma a jazmín y un 54 % menos con aroma a limón. 

Estos datos confirman el potencial de los aromas para mejorar la productividad mediante su uso estratégico.

Encontrar la combinación ideal puede ser un desafío, pero equilibrar aromas energizantes con calmantes es un buen punto de partida. 

Una vez determinada, es posible dispersar la fragancia en el espacio de trabajo mediante difusores de aromas o bien con sistemas integrados en los conductos de ventilación.  

Un ambiente aromático agradable no solo mejora el clima laboral, sino que también crea asociaciones positivas en la mente de los empleados, lo cual fomenta la motivación y el buen ánimo al empezar cada jornada.

Así que… ¿a qué esperas a transformar el #mood de tus colaboradores y por ende incrementar la productividad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Neurorachel. Todos los derechos reservados | Política de privacidad | Cookies  | Aviso legal | Desarrollo Marketing Online Jiménez Carbó