Neuromarketing: ¿Qué nos genera más confianza en una web?

¡BIENVENIDOS AL NEUROWEB DESIGN!

El ecommerce se ha convertido en una parte natural de nuestro día a día marcando un antes y un después en nuestros hábitos de compra.

Según una encuesta realizada entre el 16 y el 30 de octubre de 2021, aproximadamente el 70% de los participantes afirmó haber comprado productos relacionados con la moda a través de la web (categoría reina en España en el mundo online), mientras que en segunda posición se situaron entradas, libros, música y otros productos y servicios vinculados con el ocio.

El problema actual es que, a medida que el sector crece también lo hace el fraude informático, afectando a la confianza de los consumidores. Por ello, a la hora de desarrollar estrategias de marca será cada vez más importante explorar y descubrir qué componentes de la experiencia online, desde el punto de vista del cliente, afectan a sus emociones a la hora de la toma de decisión de compra.

De 50 milisegundos a 3 segundos es el tiempo que necesita nuestro cerebro para generar una primera impresión sobre una tienda web, la cual será determinante para que el usuario continúe en esa página o por el contrario, prefiera abandonarla para buscar en otros sitios.

Por todo ello, las marcas deben incluir en su web elementos generadores de confianza, ya que el consumidor no puede tocar el producto o tener un diálogo cara a cara con el vendedor. Diseño, claridad en los textos, el ‘packaging’ o incluso la forma en la que recibimos una compra en casa se convertirán en algunas de las claves para conseguir emocionar a los clientes y generar engagement.

¿Cómo organizar y mostrar los elementos de una tienda online para generar confianza en la primera impresión e interactuación con la web? ¿Qué otros factores son importantes cuando se desea atraer dicha confianza?

Hoy os traemos un estudio muy interesante en el que se investigó sobre esta cuestión. ¡Muy atentos a sus resultados y conclusiones!

En 2017, los investigadores suecos Gustav Bergman y Felix Norén, del KTH Royal Institute of Technology, llevaron a cabo un estudio con el objetivo de identificar qué partes gráficas de una página web influyen a la hora de generar confianza en el consumidor. 

Los participantes fueron 27 estudiantes de entre 19 y 31 años, quienes tuvieron que visionar durante 7 segundos varias páginas web que crearon los investigadores usando distintas combinaciones de colores, fondos, sellos de confianza e información de contacto. Una vez vistas todas, los sujetos tenían que responder con un “sí” o un “no” a la pregunta: “¿Te parece que esta tienda online es de confianza?”, además de una encuesta rápida con preguntas sobre su edad, sexo y si tenían alguna opinión sobre las webs y el experimento en general. 

A continución podréis ver cuáles fueron los diferentes diseños que se utilizaron en el experimento.

  • Sello de confianza: La imagen inferior contiene un sello o certificado (Trygg E-Handel) mientras que la superior no. En el estudio, 20 personas respondieron que la imagen con el sello les generaba más confianza que la superior, frente a las 7 que dijeron que no.

  • Uso del color en la tipografía: La imagen superior utiliza el color verde en sus letras mientras que la inferior el morado. Esta diferencia fue percibida como importante ya que la imagen con el color verde fue elegida por 12 personas como más confiable, mientras que la morada solo por 6 personas.

  • Banners: En la web inferior se añadieron banners publicitarios en los laterales. La que no contenía publicidad se percibió como más confiable por 24 personas, mientras que la inferior únicamente por 7.

  • Botón de información: En este caso, ambas imágenes cuentan con un sello de confianza y letras en color verde. La diferencia se encuentra en que el diseño de web inferior cuenta con un botón de información justo al lado del precio. En el estudio quedó reflejado que generaba mas confianza la presencia de este botón (elegido por 17 personas).

  • Uso del color de fondo: Se propusieron diferentes colores y tonalidades para el fondo de la web, y el elegido fue el de la última imagen, un verde clarito muy suave. Este color generaba más tranquilidad y confianza (22 personas lo eligieron) frente a colores más oscuros o de alta saturación.

CONCLUSIONES: La mayoría de los sujetos que participaron en el estudio coincidieron en que:

  1. Los colores muy saturados no eran atractivos y afectaban a la confianza de manera negativa.
  2. Las tiendas web que parecían blogs y que utilizaban tipografías muy básicas y menos profesionales (estilo Comic Sans) también les restaba confianza.
  3. Además, un sello de calidad e información extra sobre el producto consiguen compensar un mal diseño gráfico y mal uso de los colores o tipografías en cuanto a confianza en la web.

Queda claro que las primeras impresiones cuentan, y mucho. No importa cuál sea tu producto, porque si al usuario no le convence el diseño y disposición de tu web, este no va a confiar en ti y abandonará la página inmediatamente.

¿CÓMO PUEDES APLICAR LA NEUROCIENCIA PARA CONSEGUIR CONFIANZA EN TU PÁGINA WEB?

Según Sam Page, autor del libro “La psicología de la persuasión en la era digital”, el diseño web no es tan simple como “hacer que quede bonito”, sino que cada uno de los elementos cuenta. Desde la disposición, los colores (como os comentamos en el artículo anterior), la tipografía, todo tiene un impacto psicológico en tus clientes potenciales. Y por ello, tomar las decisiones correctas en cuanto al diseño web marcará la diferencia entre éxito y fracaso.

A continuación compartimos con vosotros algunas #neurotips extra para aplicar en vuestra web.

#1 OPTIMIZA LA DISPOSICIÓN DE LA INFORMACIÓN: La disposición y organización de los elementos será la base sobre la que construirás el resto de tu web. Según un estudio con eye-tracking que realizó el Grupo Normal Nielsen, especialistas en experiencia del consumidor, vieron que los usuarios seguían siempre el mismo patrón de lectura y atención independientemente del tipo de web que estuviesen viendo. Y este fue el patrón con forma de F: los usuarios comienzan leyendo en movimiento horizontal, normalmente en la parte superior de la web. Después, bajan un poco y vuelven a realizar el movimiento horizontal pero durante menos tiempo que la primera vez. Finalmente, miran toda la parte izquierda de la web con un movimiento rápido vertical. Por lo tanto, asegúrate de que los elementos e información más importantes que quieres destacar están situados en las zonas más susceptibles de ser vistas. El lugar en el que comienza nuestro recorrido visual será siempre en la esquina superior izquierda, por lo que será el lugar perfecto donde colocar tu logo y tu slogan o propuesta de valor, ya que favorecerás el recuerdo de tu marca.

#2 UTILIZA IMÁGENES IMPACTANTES: Haz que el 70% de tu web sea visual para captar la atención del cerebro primario. Fotos grandes, nítidas y de calidad que den a tu web un look más profesional, y por lo tanto, generadoras de confianza. Las imágenes te pueden ayudar a mejorar la percepción que tiene el usuario de tu web, y por lo tanto, de tu marca. Fotos, infografías y contenido multimedia en el cuerpo del texto conseguirán romper con la monotonía y harán tu web mucho más atractiva. Será por lo tanto muy importante reducir el texto, utilizando mayoritariamente títulos y subtítulos en contraste con el fondo blanco que te ayudarán a destacar la información más importante sin saturar al usuario.

#3 ELIGE LA TIPOGRAFÍA MÁS PROFESIONAL: Se trata de un elemento que juega un papel muy importante en la manera de la que tu web es percibida. Utiliza las tipografías con serifa si lo que quieres es transmitir un mensaje de autoridad, respeto, solemnidad, de marca tradicional (Baskerville, Bodini, Garamond, Times New Roman…). Si por el contrario quieres ser percibido como una marca moderna, minimalista, objetiva y estable, las tipografías sin serifa como Arial, Helvetica o Century Gothic serán las perfectas para mostrar tu identidad. También será muy importante tener en cuenta el tamaño de letra, ya que no es lo mismo leer en papel que leer en pantalla.

#5 ÚNETE A LA GAMIFICATION: Aplica el formato ‘videojuego’ en tu web que motive una experiencia de compra totalmente diferente y memorable. El cerebro del cliente libera dopamina como resultado del sentimiento motivacional de haber competido y ganado una recompensa, que le hará sentir un plus de felicidad. Ofréceles un regalo por su compra, organiza concursos o subastas que generen ese sentimiento de victoria en los compradores.

#5 QUE EL CEREBRO NO SE CANSE: El cerebro primario es perezoso y no quiere realizar esfuerzos extra para comprender lo que se le está explicando. Por ello, cuando describas tu producto o servicio, es muy importante el uso de la brevedad y las palabras sencillas y positivas que apelen a emociones. Además, utilizar una lista de puntos con todas sus características favorecerá que al cliente le llegue la información cuanto antes. Evitar cualquier grado de dificultad favorecerá que el comprador permanezca en la web y no la abandone rápidamente.

Así es como en The Smart Bubble aplicamos neuromarketing en todas las estrategias que llevamos a cabo con nuestros clientes. ¡Esperamos que hayáis disfrutado y aprendido un poquito más de este apasionante mundo!

Para descubrir mucho más os invitamos a descubrir la biblioteca personal de NeuroRachel. ¡Os esperamos!

branding, ecommerce, marketing, neurociencia, neuromarketing, neurotips, online, web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Neurorachel. Todos los derechos reservados | Política de privacidad | Cookies  | Aviso legal | Desarrollo Marketing Online Jiménez Carbó